Club de Rol Tirada Oculta

LA FRASE DEL DÍA

Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo
Ludwig van Beethoven

ADMINISTRACIÓN

Usuario:
Password:

TOP Escritores

Jarrid158
Sendero7
Izanur6
Rasiel2
Julius2
Información de la partida
  • BCN by Night (VAMPIRO)
  • Master: Julius
  • Resumen de Jarrid

Jugadores: Roel (Gangrel suertudo, Peña), Alex "Vandam" (Brujah agravado, Ciu), Lucía (Brujah internauta y agravada, Lupe), Ramón (Tremere de anticuario, Cardona), Rojas "Fuego" (Brujah atiborrado de excitantes, Lolo), Sr. Enema (Malkavian visionario, PNJ)

Resumen de Alex
Aunque nuestros compañeros no estaban sí que había un coche preparado para nosotros. Roel llamó al móvil de Lucía y quedaron en encontrarnos todos en la tienda de un anticuario en el centro de Solofra. En ese momento llegó Hada en un coche privado como nosotros. Celine la había avisado que estábamos en Italia y se le organizó un viaje similar al nuestro que llegó unos minutos más tarde. Rojas, muy salido a pesar de estar muerto, se me adelantó y se presentó a la bella Hada estampándole un morreo en todos los labios. Hada le correspondió con una señora bofetada y después ya pude presentarles de manera formal. Hada, Roel. Roel, Hada.

Yo me encargué de llevarnos a los cuatro hasta el pueblo (bueno, y el GPS). Al llegar aparqué en el parking público, al lado del coche que había llevado Sr. Enema. Después fuimos caminando hasta el centro del pueblo, una plaza coronada por un obelisco, y de allí a la calle de los anticuarios. Localizamos enseguida la tienda en cuestión ya que tenía el llamativo nombre de "Mundo de Tinieblas".

Entramos y pese a lo que pensaba, no encontré a mis compañeros negociando la compra de la "Estrella de la Noche". Además no veía a Sr. Enema que estaba trasteando por alguna sala de la enorme tienda. Ramón nos presentó al empleado que allí se encontraba como unos amigos que les acompañaban en sus compras y, contrariamente a lo que hubiera imaginado, no mostró ningún temor al ver a 7 desconocidos de extraño aspecto.

Como Ramón y Lucía ya habían tejido una mentira convincente para engañar al empleado, los nuevos preferimos no abrir la boca hasta enterarnos de qué iba la cosa. Fue después, cuando Lucía hablaba a solas con el humano, que Ramón me explicó que ese hombre no había oído nunca hablar de Marcus Slat ni de la "Estrella de la Noche" y la joya, además, no figuraba en el libro de registros de la tienda. Él solo era un empleado contratado hacía unos meses por la empresa Temple S.A, propietaria del establecimiento. Es por eso que el tremere y mi hermana de sangre se habían hecho pasar por compradores y esperaban cualquier despiste del humano para colarse en las dependencias interiores.

El despiste llegó, pero el hombre no tuvo ninguna culpa. Roel encontró entre todos los objetos los planos originales de la catedral de Barcelona y, tras llamar al Príncipe, los compró en su nombre. No eran nada baratos, 200 millones de € creo recordar, pero la cuenta de la Camarilla estaba bien surtida. Además de los planes se encontraron otras cosas como una flauta anti-lupinos (esta la pagó Roel de su bolsillo), una espada perteneciente a una raza noble de los mismos lupinos (esta se cargó a cuenta del Negro), una capa con poderes ocultos (para Lucía pero no sé quién la acabó pagando), un cuenco y un libro en Harameo (a cuenta de la tarjeta de crédito de la capilla de Ramón) y una misteriosa bola de cristal (que pagó Sr. Enema de su bolsillo). Además Hada encontró un collar del que percibió gran poder y llamó a Celine para comprarlo. Su precio: 1200 millones de Euros!!! Celine confió en la palabra de su hija y le dio permiso para comprar. ¡Flípalo! Yo me estuve mirando las espadas antiguas pero no encontré ninguna que me convenciera.

Evidentemente con tantas compras y por esos precios el pobre hombre no tuvo más remedio que encerrarse en su despacho para preparar todo el papeleo. En ese tiempo Lucía localizó en una de las enormes salas una puerta antigua cerrada a cal y canto. Ramón me pidió que la abriera, no sé si porque sabía algo de mi pasado, pero recordando los tiempos mortales de mi juventud pude aplicar las técnicas de descerrojar vehículos para trampear esa vieja cerradura.

Mientras Roel, Ramón y Lucía entraban en la secreta sala yo me quedé vigilando para entretener al humano en caso de que se acercara a esa zona y evitar tener que dejarle fuera de combate en un edificio lleno de cámaras. Ramón salió un momento de la sala para avisarme que habían encontrado un pasadizo subterráneo y que quizás tardarían un poco. Le dije que no se preocupara, que ya me encargaba yo que nadie se enterara de nada.

Pero no hizo falta llegar a la violencia, ya que al cabo de unos 10 minutos salieron mis tres socios con cara de satisfacción. Habían conseguido una pista valiosa: el diario de Slat que lo situaba en Cerdeña y una llave misteriosa. Entonces solo tuvimos que esperar a que el humano acabara de rellenar los papeles y nos fuimos para la casa alquilada.

Cuando pasamos con los coches por las afueras del puebla pudimos observar como 2 vampiros autóctonos se nos quedaban mirando con cara de pocos amigos. El Sr. Enema nos dijo entonces que se alegraba de que hubiéramos finalizado la misión en Italia ya que había tenido una visión en la cual unos Giovanni's nos tendían una emboscada la noche siguiente. Ahora resulta que el taxista loco es pitoniso.

Nos dirigimos directamente hacia la costa, donde nos esperaba un yate de recreo con dos tripulantes a bordo. Todo según lo establecido con la agencia de viajes.

Poco después de zarpar preguntamos al capitán de la embarcación si era posible desviarse a Alghero y no tuvo ningún inconveniente. En realidad esta era la población que Slat había nombrado en su diario como su siguiente destino. También había nombrado a un tal Yashib, un amigo que lo esperaba con los brazos abiertos y que le ayudaría a refugiarse de los enemigos que lo acosaban. Todo esto según se entendía del diario.

A las 4:30 AM llegamos al puerto de Alghero. Apenas teníamos tiempo para buscar en una población mediana como esa, así que solo salimos a estirar las piernas, a pesar que Rojas estaba desesperado para tener algo de acción y buscar algún bar para rebajar sus ansias de socialización. A Roel, en cambio, se le ocurrió usar sus poderes para hacer una llamada a los gatos de la zona. Cuando se hubo reunido una veintena de esos animales les dio a oler la llave que habían encontrado en Solofra y les dio la orden mental de buscar el mismo olor en el pueblo. Al cabo de media hora volvieron 5 de ellos e indicaron de alguna manera que lo habían encontrado.

Roel los siguió. Y Hada y yo le seguimos a él por si acaso. Rojas se quedó en el yate mordiéndose los nudillos de puro nervio y Lucía se dedicó a buscar información sobre anticuarios en Alghero. Los gatos nos llevaron hasta una casa de 3 plantas sobre un bar. Decidimos dejar la investigación para la noche siguiente ya que estaba a punto de amanecer y volvimos al yate.

Cuando el sol se puso al día siguiente nos levantamos temprano, incluso Roel, que necesitó un poco de mi ayuda. Nos dirigimos a esa casa pro nadie contestó. Como el bar estaba abierto le preguntamos al camarero y nos informó que no conocía a ningún Slat, ni Yashib y que en la casa vivía un artista llamado Luca. Sí conocía a un anticuario llamado Massimo Benedetto. Fuimos a ver a éste pero no tenía ninguna relación con Slat ni Yashib, aunque sí había oído hablar del primero como un famoso anticuario del siglo pasado.

Ahora debíamos decidir qué hacer. Si Luca tenía alguna relación con Slat debíamos proceder con cautela y honestidad, si solo era un humano que habitaba en el antiguo cubil de un anticuario ghoul podíamos entrar y poner la casa patas arriba buscando más pistas de nuestro hombre.