Club de Rol Tirada Oculta

LA FRASE DEL DÍA

El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va.
Saint-Exupery

ADMINISTRACIÓN

Usuario:
Password:

TOP Escritores

Jarrid159
Sendero7
Izanur6
Julius2
Rasiel2
Información de la partida
  • Los Personajes Legendarios (ROLEMASTER)
  • Master: Jarrid
  • Resumen de Jarrid

Jugadores: Izanûr (Enano casi-distinguido, Peña), Horalim (Monje con pájaros en la cabeza, Aran), Silmar (Noldor con ganas de gloria, Raul), Harad (Mozuelo de vida dispar, Cardona), Togil Chopoalto (Hobbit, PNJ-Ciu)

Resumen
En los días previos a los funerales de Mirundiel fueron llegando los invitados. Amigos y gente de la nobleza, incluido el joven príncipe en representación de su padre. Llegó también un muchacho llamado Harad enviado por su adinerado padre que, harto de la vida dispersa de su hijo, había decidido encargarle al barón Izanûr que enderezara a su hijo. El barón no tuvo más remedio que aceptar al joven, ya que debido a los estragos del alcohol no pudo recordar si realmente había prometido al padre que se encargaría del hijo, tal como describía la carta de presentación.

Los funerales, dignos del corazón noble y bondadoso de Mirundiel, duraron todo un día, y durante las jornadas siguientes los invitados empezaron a abandonar las Tierras del Fénix. Cuatro días después de encerrar el cuerpo de Mirundiel en un mausoleo llegó un mensajero al castillo. Las gentes de Kasomir y Riadan, los pueblos más meridionales del Reino, llegaban a las Tierras del Fénix huyendo de los ataques de tropas de orcos, trolls y arañas gigantes. Galdor, el herrero, iba a la cabeza de los supervivientes portando la espada que Silmar le había encargado.

Entonces los barones se pusieron manos a la obra. Enviaron mensajes a Seninford y a Tar-Antalomë relatando lo sucedido y reclamando ayuda. En tres días se dispuso de un batallón de 50 soldados compuesto por hombres de Seninford y de los barones que tenía la misión de recuperar los pueblos perdidos. Con ellos viajaron también el barón Izanûr, "El Rinoceronte de Karak" tal como le conocían sus hombres, el barón Silmar, "El Azote del Mal", el barón Horalim, "El Sabio blanco", y el Barón Chopoalto, "El halcón de medianoche". Y comandando a los dos grupos estaban los capitanes Farlic "El escudo del Fénix" y Dan Fergan "El martillo de Seninford".

No detallaré aquí todos los detalles de la batalla que se libró al cabo de dos días en las afueras de Riadan. Solo diré que será recordada durante muchos años, y que el valor que demostraron los hombres, enano, elfo y hobbit allí reunidos se cantará en muchas canciones. Sobretodo las gestas de Izanûr y silmar, cada uno de ellos derrotó a un troll en un abrir y cerrar de ojos. Pero también hubo momentos para las lágrimas ya que muchos otros cayeron, entre ellos Dan Fergan.

Tres días más tarde llegó un mensajero del Rey. Aconsejaba establecer defensas lo más al Norte posible y esperar al ejército real para acometer batallas más importantes.